work

Obtén financiación en tu empresa: Micropréstamo vs. Ley de Segunda Oportunidad

Encontrar el mejor método de financiación ante una situación de insolvencia económica puede resultar una tarea complicada. En este artículo e compara la Ley de Segunda Oportunidad, que permite empezar de cero y anular las deudas existentes y el micropréstamo, una opción fácil y rápida para hacer frente a pequeños baches económicos.

 

Que es un micropréstamo

Los micropréstamos o también conocidos como prestamos rápidos, son préstamos de una cuantía inferior a la de los clásicos préstamos comerciales. Se trata posiblemente de la opción más simple y segura de obtener financiación de forma rápida para cualquier proyecto que surja en tu empresa. Se pueden solicitar online y carecen de nómina o aval. En solo 15 minutos podrás recibir la cantidad del préstamo en tu cuenta.

Son una excelente opción para cubrir rápidamente pequeños baches económicos por los que esté atravesando la compañía. Algunos inclusos se conceden tras 10 minutos de ser solicitados y sin necesidad de nómina o papeleo. Es una de las mejores opciones ante situaciones de urgencia.

 

Qué es la Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece un nuevo comienzo para personas físicas, tanto particulares como autónomos para poder empezar de cero ante una situación financiera insostenible. La ley de Segunda Oportunidad, tras una previa tramitación del procedimiento y los requisitos, exonera deudas a particulares y empresas por no disponer de los activos o patrimonio suficientes para hacer frente a ellas.

Está regulada por el Real Decreto-Ley 1/2015 del Boletín Oficial del Estado. A través de esta ley se pueden renegociar las deudas de un particular o empresa, así como los plazos de devolución o la forma de hacer frente al pago. En este proceso extrajudicial se intentará llegar a un acuerdo de pagos con los acreedores, con la entrega de bienes como aval o fijando un nuevo calendario de pagos, donde se establezcan nuevos plazos para hacer frente a las deudas. Se llevará a cabo este proceso en notaria mediante un mediador concursal.

Si no se llegara a un acuerdo un juez podría anularla y el caso se resolvería en un juzgado o por la vía mercantil. Para llevar a cabo esta exoneración de las deudas se tendrán que comprobar varios requisitos como la insolvencia del deudor o la intención de haber obrado de buena de por parte del empresario.

 

Requisitos para aplicar la Ley de Segunda Oportunidad

Para demostrar la incapacidad de hacer frente al pago se deben cumplir una serie de requisitos:

  • - La demostración de la insolvencia para hacer frente a las deudas en el presente o en un futuro inmediato.

  • - Además, las obligaciones contraídas no pueden superar la cifra de 5 millones de euros.

  • - Que el deudor haya obrado de buena fe, incluyendo el acuerdo previo extrajudicial.

  • - No haber sido incurrido en determinados delitos (contra el patrimonio, por falsedad documental, contra la Seguridad Social o Hacienda entre otros)

  • - Responder a las obligaciones con todo nuestro patrimonio. Solo respondiendo a las deudas con todo nuestro patrimonio presente y futuro podremos exonerar las deudas y recurrir a esta ley. Este requisito se rige por el principio de responsabilidad patrimonial universal del artículo 1.911 del Código Civil. Micropréstamo vs. Ley de Segunda Oportunidad

  • El micropréstamo es usado habitualmente para recuperar cantidades pequeñas de dinero, así como en pequeñas empresas o particulares que carezcan tengan avales para incurrir en el pago. También están enfocados a pequeños emprendedores que acaban de comenzar su carrera en el mundo empresarial y desean adquirir un capital extra para hacer frente a cualquier imprevisto o impulsar su proyecto. Además, gracias a su sencillo procedimientos sin nominas o papeleo se convierten en la mejor opción ante situaciones de urgencia, donde la empresa necesita obtener financiación de forma rápida y eficaz.

Sin embargo, la Ley de Segunda Oportunidad permite exonerar o restructurar las deudas. Si la situación de insolvencia es grave y no se puede hacer frente en un futuro próximo quizás esta sea la mejor opción. El carácter de urgencia que estaba presente en los micropréstamos en esta ocasión desaparece y gracias a un acuerdo extrajudicial podremos reestructurar el calendario de pagos.

 

Elige la mejor opción para tu empresa

Elegir la mejor opción para financiar tu situación económica no será la terea más sencilla, pero conviene analizar las necesidades y circunstancias de tu empresa para tomar la mejor decisión. ¡Analiza tu situación y decídete!

Escribe tu comentario



Fran
Que buena información, me ha sido útil.
2021-03-18 11:04:16
Juan Luis
Necesito un préstamo para montar mi empresa.
2021-03-18 11:03:43