mejores-consejos-para-conseguir-pagar-una-deuda

Los mejores consejos para conseguir pagar una deuda

19/04/2021 | DEUDAS

Estar endeudado es una situación muy incómoda. Tener que pagar una deuda nada más recibes un ingreso puede llegar a ser muy frustrante. Tampoco es para nada satisfactorio tener que explicarle a alguien lo que ganamos o dejamos de ganar. No obstante, de nada servirá quedarnos de brazos cruzados, más que para seguir estresados y recibiendo llamadas incómodas.

Si queremos dejar de recibir avisos por impago, no queda otra que hacer frente a la situación. Para ello, en el artículo de hoy te vamos a dar una serie de consejos que te ayuden a llevar adelante esta situación e intentar salir cuanto antes:

BUSCA APOYO EN TU CÍRCULO

Quizás no sea la opción que más pueda gustarte, pero sí la más sencilla. En ocasiones, desconocemos el apoyo que podríamos recibir por parte de amigos y familiares dispuestos a ayudarnos a pagar nuestras deudas. Es normal que no nos guste tener que sacar este tema en nuestro círculo más personal, además de que nos da la sensación de desprestigiarnos ante estas personas.

No obstante, en muchas ocasiones son nuestros propios temores los que nos hacen creer que está mal hablar sobre estos temas. Y nada mas lejos de la verdad, la gente normalmente entiende que todos pasaremos por momentos buenos y otros malos. En la gran mayoría de ocasiones, tu círculo será capaz de comprenderte e intentarán ayudarte en lo que les sea posible.

No siempre eres consciente de hasta dónde pueden ayudarte a pagar tus deudas. Lo primero que se te puede venir a la cabeza es si podrán darte dinero o no, pero algunos pueden ayudar en otras cosas. Por ejemplo, si estás desempleado, es posible que alguien de tus amigos o familiares conozca alguna empresa que esté reclutando personal y puedan ayudarte a conseguir una buena fuente de ingresos.

LUJOS A PARTE, HAY QUE APRETAR EL CINTURÓN

En épocas de bonanza, no está de más darse algún capricho que otro. Pero en épocas de escasez, todo cuenta. Si tu economía personal va demasiado ajustada y aún tienes que pagar tus deudas, entonces deberás plantearte llevar a cabo una reestructuración de tus gastos. Otra fase que también es en muchas ocasiones complicada, pues supone quitarnos muchos beneficios a los que estamos acostumbrados.

Hacer un análisis de a dónde se van tus ingresos e ir priorizando gastos. Aquellos que vayan quedando al final de la lista, plantéate cómo puedes optimizarlo. Busca alternativas más económicas que te ayuden a ir engordando la hucha.

CUIDADO CON LOS PRÉSTAMOS

Si se llegara al punto de que tuvieras que pagar una o varias deudas de inmediato, evita caer en la trampa de pedir otro préstamo para pagar una deuda. Es la ¨pescadilla que se muerde la cola¨. Las personas que intentan llevar a cabo este tipo de acciones normalmente acaban comprando muy poquito tiempo a un precio muy caro, elevado por los intereses.

Las salidas fáciles y más rápidas en muchas ocasiones tienen trampa, pues te ponen al alcance préstamos muy tentadores con lo que podrías pagar otra deuda a cambio de unos altos intereses o cláusulas de mora que te sancionarán duramente cuando no llegues a pagar la cuota a su debido tiempo.

La clave reside en llevar a cabo una estrategia a largo plazo que te permita estabilizar tu economía personal e incluso generarte cierta riqueza o ahorro si finalmente consigues pagar tus deudas satisfactoriamente. Para ello, busca en fuentes de ingresos o claves para el ahorro, optimizando cada euro que entre en tu economía de tal manera que no acabe perdido en nimiedades.

Ten en cuenta que generar dinero en muchas ocasiones lleva tiempo y esfuerzo, junto con mucha insistencia. Los préstamos que se te ofrezcan más rápidamente, antes te serán solicitados. Sé consciente si en tan poco tiempo vas a tener la capacidad de cubrir la cuota.

APROVECHA LAS HERRAMIENTAS A TU ALCANCE

Si antes te hemos dicho que tengas cuidado con los préstamos y créditos rápidos, ahora vamos otro tipo de herramientas o estrategias financieras que te podrán ser de utilidad.

Si con anterioridad has podido pagar tu deuda mes a mes cumpliendo con los plazos, y desde hace poco se te ha complicado, aprovecha el buen historial que tengas con el banco. El tiempo que estamos viviendo es complicado, la economía de muchas familias se ha visto alterada. Es por ello por lo que una de las opciones que puedes tener en cuenta es renegociar la deuda con tu acreedor. Teniendo un buen historial de pagos, puedes demostrar a tu acreedor que eres una persona responsable con la deuda. Esto ayudará a que podáis renegociar las condiciones y que te facilite una reducción de las cuotas que pagas mes a mes.

Si resulta imposible llevar a cabo una negociación con tu acreedor para pagar tu deuda y estás llegando a un punto límite, podrías plantearte acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, la cual pude conseguir saldar tu deuda con el acreedor.

 

Si aún te sientes un poco perdido y sin saber qué herramientas tienes a tu alcance o a qué leyes puedes acogerte, no desesperes. Existen equipos de expertos especializados en temas financieros y legales que conocen todos los detalles que puedan permitirte saldar tus deudas de la mejor manera posible. Además de analizar tu caso en profundidad y medir tu solvencia, estos equipos también son mediadores entre tus acreedores y tú, por lo que serán ellos quienes se encargarán de renegociar las condiciones para que puedas pagar tu deuda.

Escribe tu comentario