law

¿Cómo puedo cancelar las deudas por ley? Todo lo que necesitas saber sobre la Ley de Segunda Oportunidad

¿Cómo puedo cancelar las deudas por ley? Todo lo que necesitas saber sobre la Ley de Segunda Oportunidad

Cada vez más, las familias españolas se encuentran ahogadas por las deudas y no les permite evolucionar hacia una buena situación financiera. Para aliviar la economía familiar o de las empresas, debes saber que se pueden cancelar deudas por ley. Y, te preguntarás: ¿Cómo es esto posible?

Esto se puede lograr gracias a la Ley de Segunda Oportunidad. Si no habías oído hablar hasta ahora de esta legislación te sonará raro, pero para que conozcas tus derechos y si te puedes acoger a ella, en Repagalia vamos a explicar todos los detalles sobre la LSO: en qué consiste, los requisitos y cómo es el proceso por el cual te puedes librar de las temidas deudas a las que no puedes hacer frente.

¿En qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad?

Pues bien, esta legislación apenas conocida en España, ya se viene aplicando en otros países europeos y en Estados Unidos, desde hace años. Y, el objetivo de esta legislación es proporcionar los mecanismos necesarios para salvar la mala situación económica de quienes no pueden hacer frente a sus impagos, y de este modo, cancelar las deudas por ley. Los empresarios ya podían cancelar sus deudas mediante la Ley Concursal y ahora los particulares y autónomos lo pueden conseguir gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.

Entre sus objetivos, también se encuentra, conseguir que los acreedores cobren en la medida de lo posible, y así, esta ley cumple una doble función: social y de efectividad de cobro. Esta normativa está regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, la cual pasó a formar parte de la legislación española el 30 de julio de 2015, por lo que se trata de una ley prácticamente nueva.

¿Quién puede cancelar deudas por Ley?

Como hemos explicado anteriormente, mediante la Ley de Segunda Oportunidad, las personas físicas, tanto particulares como autónomos, pueden cancelar sus deudas por Ley, cuando la situación económica no les permite de ningún modo hacer frente a las deudas contraídas.

El procedimiento que se lleva a cabo es prácticamente igual para ambos casos, salvo con la particularidad que en el caso de los particulares el proceso se inicia ante un notario, mientras que los autónomos, deberían hacerlo en el Registro Mercantil o en la Cámara de Comercio que corresponda.

¿Qué requisitos debo cumplir para cancelar deudas por ley?

La Ley de Segunda Oportunidad no es un instrumento para librarse de los pagos de las deudas pendiente, sino de un auxilio para aquellos que a pesar de haber sido buenos pagadores atraviesan una mala época financiera, por ello este mecanismo tiene en cuenta el historial crediticio del deudor insolvente.

Por este motivo, los deudores deben cumplir una serie de requisitos que van dirigidos a demostrar que se actúa de buena fe. Entre las condiciones para la aprobación de la cancelación de deudas se encuentra que el deudor demuestre que:

  • No ha mentido sobre su situación económica y no ha ocultado información.

  • Que no es culpable, es decir, que esta insolvencia no se ha producido mediante dolo o culpa grave.

  • No ha sido condenado por delitos socioeconómicos, de falsedad documental o de patrimonio en los últimos 10 años.

  • Que no se haya logrado un acuerdo extrajudicial con los acreedores.

  • No ha tenido el beneficio de exoneración en los 10 años anteriores a la solicitud.

  • No ha rechazado una oferta de trabajo que esté acorde a su capacidad en los últimos 4 años.

  • Además, la deuda contraída tampoco puede superar los cinco millones de euros.

¿Cómo es el proceso para cancelar deudas por la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad consiste en primer lugar en llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos, y en caso de que no se logre, se produciría el beneficio de exoneración, por el que se obtiene la cancelación total de la deuda.

El acuerdo extrajudicial de pago

El acuerdo extrajudicial consiste en una renegociación de las condiciones de la deuda con los acreedores, para tratar de llegar a un acuerdo entre las partes que sí permita al deudor hacer frente al pago de la deuda o la mayor cantidad posible.

El objetivo de este primer intento es que los acreedores no se frustren y busquen un pago en el futuro. Estos acuerdos extrajudiciales están siempre tutelados por un juez, además de la posibilidad de contar con un mediador concursal para intentar llegar a un acuerdo entre las partes.

El beneficio de exoneración de la deuda

Si los acuerdos extrajudiciales no prosperan o son insuficientes para los deudores, se produce el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). De esta forma, el acreedor mediante este mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad, podrá librarse de forma judicial de toda o de gran parte de la deuda. Será el juez quien decida, teniendo en cuenta la situación de ambas partes, qué porcentaje de la deuda será perdonado y cual permanecerá vigente.

A pesar de que el juez acuerde la exoneración de la deuda, los acreedores todavía cuentan con el derecho de revocación de este beneficio en determinados casos:

  • Si el deudor incumple alguno de los requisitos para la aplicación de este derecho.

  • Si no cumple con los compromisos acordados en el plan de pagos.

  • Si mejora notablemente su situación económica y puede hacer frente al pago de las deudas contraídas.

  • Si se conoce la existencia de ingresos o bienes que habían sido ocultados durante el procedimiento.

Como es obvio poder acceder a cancelar las deudas por esta ley es necesario que la incapacidad de pago no dependa de la voluntad del deudor de pagar o no. Por lo tanto, este mecanismo es de gran utilidad para aquellos deudores que obren de buena fe y aun habiéndolo intentado por todos los medios, en su nueva situación, no pueden saldar las deudas que habían contraído en el pasado.

Escribe tu comentario